Blog

Descubriendo las minas

Se ha especulado mucho sobre las minas del Cabeçó d’Or, desde las leyendas de las minas de oro a las creencias populares que las sitúan como minas de ocre. Desde el Ayuntamiento de Aigües pensamos que es un patrimonio de gran importancia que queremos conservar y por ello hemos acudido a consultar al mayor conocedor de éstas explotaciones.

Juan Miguel Casanova se doctoró en Biología y realizó su tesis sobre la  minería y mineralogía del Reino de Valencia a finales del periodo ilustrado (entre 1745-1808).  En la actualidad es catedrático de Biología y Geología en el Instituto de Educación Secundaria de Benaguasil en Valencia.  Ha impartido conferencias y publicado numerosos artículos y libros sobre ese tema, siendo además miembro de varias sociedades científicas y presidente de la Sociedad Valenciana de Mineralogía.

Para comenzar, ¿Qué fuentes has consultado para recabar datos para el estudio de las minas?

La fuente de información más importante para estudiar la minería de la Comunidad Valenciana son los expedientes que generaron los sucesivos servicios de minas desde la entrada en vigor de la ley de minas de 1825. Parte de esta información se ha perdido y la que se conserva se encuentra actualmente dispersa en diferentes archivos repartidos en Valencia, Castellón y Alicante. Por desgracia los archivos correspondientes a la provincia de Alicante son los que más daños han sufrido. También son muy importantes los trabajos publicados por los ingenieros de minas y los de aquellos naturalistas que recorrieron nuestro territorio, como los del botánico valenciano Antonio José Cavanilles o el catedrático de ciencias naturales del Instituto de Alicante Daniel Jiménez de Cisneros.

¿Qué tipo de mineral se sacaba de éstas minas y para qué era utilizado?

Se explotaron óxidos e hidróxidos de hierro, principalmente en forma de goethita y limonita que son los minerales de hierro más abundantes en estas minas. Su uso debió ser exclusivamente para la obtención de hierro.

Se ha encontrado restos de cerámica ibérica en alguna de ellas pero ¿Cúal sería el periodo de explotación?

Es cierto que entre los años 2002 y 2004 se realizaron prospecciones arqueológicas en la zona de la Penya Roja en las que se hallaron restos de cerámica ibérica, pero de momento estos hallazgos parece que no son suficientes para relacionarlos directamente con las explotaciones mineras. También hay arqueólogos que opinan que el yacimiento romano de El Císcar pudo estar relacionado con el aprovechamiento de las aguas termales y los yacimientos de hierro. A la espera de que futuros estudios arqueológicos confirmen o descarten estas hipótesis, es seguro es que su explotación se remonta al menos a principios del siglo XVII tal y como lo refleja en sus textos Gaspar Escolano. Sin embargo la mayoría de las explotaciones mineras que vemos en la actualidad deben de tener su origen entre finales del siglo XIX y principios del XX que es el periodo de explotación más importante.

¿A cargo de quien se explotaban?

Por suerte en los registros de minas que se conservan en los archivos figuran las personas que gestionaron las denuncias mineras en la zona. Entre ellos figura Vicente Llopis Dragó en calidad de presidente de la Sociedad Minera La Oriolana, una sociedad que también era propietaria de otras minas de hierro situadas en el término de Orihuela. También el anteriormente citado Marqués de Bosch y Ernesto Romá Figueres que era propietario de numerosas minas, especialmente de carbón, tanto en la provincia de Alicante como en el resto de España.

 ¿Cúal era el rendimiento anual que podía producir una explotación como las de Aigües?

Los datos sobre las cantidades de mineral extraído son muy escasos. La única información al respecto que conozco es la que figura en la revista Estadística Minera de España en la que de forma genérica se indica que entre 1899 y 1900 se extrajeron en el término de Aigües algunos centenares de mineral de hierro.

¿Cúal fue el motivo del abandono de estas minas?

En los periodos en los que el abastecimiento de materias primas es muy limitado cualquier yacimiento que uno tiene en su entorno es susceptible de ser explotado. Pero cuando no hay problemas de abastecimiento lo que determina la explotación de un yacimiento mineral es su rentabilidad económica. Es decir, que los costes deben de estar siempre por debajo del precio de la materia prima en el mercado.

Uno de los factores que determinan la rentabilidad de un yacimiento es su riqueza y en este caso la escasa cantidad de mineral de hierro fue el motivo de que estas explotaciones no fueran rentables y que estuvieran activas durante tan pocos años.

Piensas que se hacía algún tipo de exportación con ese material.

No existen evidencias de que el mineral se procesara “in situ”, al menos en época moderna. Por ejemplo no hay restos de fábricas, hornos de fundición ni de escorias. Por tanto, lo más probable es que todo el mineral se exportara pero seguramente a alguna localidad próxima debido a que el transporte encarece notablemente los costes. De hecho, en 1880 se aprobó un proyecto para embarcar en la playa del Campello el mineral que se extraía de las minas.

¿Había algún tipo de construcción asociada a las minas para trabajar el mineral, guardar herramientas, etc.?

En este tipo de explotaciones mineras de tan poca envergadura en las que además el mineral no se procesaba en el mismo lugar de extracción, las construcciones asociadas suelen limitarse a alguna pequeña casa junto a la explotación que se utilizaba como almacén y vestuario. En algunas de las minas del Cabeçó aún quedan restos de estas construcciones hoy totalmente en ruinas. También hay que tener presente que la mayoría de instalaciones mineras con el paso del tiempo acaban siendo desmanteladas con el fin de reciclar parte del material que se utilizó en su construcción, como la madera o el hierro.

¿Cómo se trabajaba en las minas?  ¿Con qué tipo de herramientas contaban? ¿Cual era el proceso? ¿Los mineros trabajaban en ellas a diario o eran agricultores de la zona contratados por épocas?

El laboreo en estas minas fue muy rudimentario, podemos decir aquello de que se trabajó a base de pico y pala y en algunos puntos ayudados por explosivos, en este caso aún son visibles en las paredes de las minas y pozos los restos de las perforaciones para los barrenos.

No existe información sobre el número de personas que trabajaron en las minas ni de su procedencia y experiencia. En otras zonas mineras similares en la Comunidad Valenciana sí que sabemos que los agricultores a lo largo del año alternaban sus labores en el campo con las de la minas, incluso hay constancia de la llegada de mineros profesionales de otras provincias próximas. En la caso de las minas del Cabeçó me inclinaría más por la segunda de estas opciones.

¿Tenían algún tipo de conexión con minas similares como las del Barranc de Cocons en Mutxamel o las de Sierra Helada?

No creo que exista ninguna relación entre estas minas. El mineral de hierro que se extraía de las minas que citas era un ocre que se utilizaba para la fabricación de pinturas en las fábricas de Villafranqueza y de San Vicente del Raspeig y su explotación es mucho más reciente, llegando incluso hasta la segunda mitad del siglo XX. En estos momentos desconozco el destino y uso del mineral extraído de las minas de Aigües, pero por su calidad lo más seguro es que se utilizara exclusivamente para la obtención de hierro.

 Parece que en ocasiones había denuncias mineras cuando lo que se buscaba eran acuíferos. Cuéntanos algo al respecto.

Este es un hecho relativamente frecuente en la provincia de Alicante. En muchas denuncias mineras no figura el mineral que se iba a extraer y en la mayoría de estos casos el objetivo de las labores mineras parece que era la búsqueda de aguas subterráneas. Esta situación era una continua fuente de conflictos entre el denunciante y el propietario de los terrenos, en especial cuando en ellos había algún pozo o manantial. Estos pensaban que las labores mineras podían modificar estas surgencias de agua en beneficio del denunciante y por tanto perjudicarles.

Precisamente esto es lo que ocurrió en 1896 con la denuncia denominada Fin de siglo que no llegó a demarcarse por la oposición del Marqués de Bosch propietario del Balneario de Aigües. Éste alegaba el perjuicio que la explotación minera produciría en el acuífero que suministraba las aguas del manantial al Balneario. El Marqués se opondría de forma reiterada a varias de las denuncias mineras que se hicieron en los términos de Busot y Aigües.

¿Conoces de explotaciones mineras similares donde se hayan llevado a cabo una musealización? ¿Cómo se podrían en valor?

En la actualidad hay una gran concienciación en la divulgación y conservación del patrimonio geológico y minero tanto desde las instituciones públicas como desde diversas sociedades científicas, como la Sociedad Geológica de España o la Sociedad Española para la Defensa del Patrimonio Geológico y Minero.

En nuestro país existe un extenso catálogo de minas e instalaciones mineras que se han acondicionado para su visita, lo que ha supuesto un valor añadido muy importante para el turismo de estas zonas, como Almadén en Ciudad Real o Río Tinto en Huelva. En nuestra Comunidad tenemos el reciente ejemplo en Castellón de la restauración de las minas de la Torre d’En Besora y Culla que suministraron mineral de hierro a la siderurgia de Sagunto.

En el caso de la minas de Aigües no hay que olvidar que en la actualidad forman parte del Inventario de Yacimientos Arqueológicos de la Comunidad Valenciana lo que demuestra su potencial interés. Como comentaba hay muchos ejemplos en nuestro país que pueden servir de modelo para llevar a cabo la puesta en valor de las minas de Aigües que pasaría por su conservación, restauración y señalización de la zona diseñando diferentes itinerarios para su visita acompañados por paneles explicativos. Sin olvidarnos del interés que tendría proseguir con las excavaciones arqueológicas en la zona.


Blog
Market, Music & Vermú en Aigües
Blog
V Mes de la montaña de Aigües
Blog
Mercado Artesanal de Aigües
Blog
Próximas Actividades en Aigües
Blog
Apertura Piscina Municipal – Verano 2017
Blog
Mercado Artesanal y AigüesFest – 1 de Julio 2017